Factores de Riesgo

Son aquellos que hacen referencia a las condiciones de la existencia de elementos, fenómenos y acciones humanas que encierran una capacidad potencial de producir lesiones o daños a una persona, y entre ellos se tienen:

 

1) Riesgos Físicos: Se refiere a las condiciones en que se encuentra el lugar donde está la persona y estos pueden ser: ruido, presiones, temperaturas, iluminación, vibraciones, radiaciones, entre otras. Leer más.

 

2) Riesgos Químicos: Está asociado a la producción, manipulación y almacenamientos de sustancias químicas peligrosas, susceptibles de producir daños en elementos vulnerables como resultados de incendios, explosiones o escapes tóxicos. Leer más.

 

3) Riesgos Ambientales: Son aquellos hechos que ocurren ya sean causadas por el hombre o por la naturaleza, entre ella se puede encontrar, la deforestación, inundaciones, terremotos, entre otros.

 

4) Riesgos Ergonómicos: Son aquellos que tienen que ver con la mala acomodación de maquinarias y herramientas de trabajos, y los movimientos repetitivos del hombre. Leer más.

 

5) Riesgos Psicosociales: Son aquellas condiciones presentes en una situación que se presentan con capacidad para afectar el desarrollo en el comportamiento del hombre, el cual puede causar estrés y a largo plazo enfermedades cardiovasculares, respiratorias, inmunitarias, gastrointestinales, dermatológicas, endocrinológicas, musculo esqueléticas y mentales. Leer más.

 

6) Riesgos Mecánicos: Es el conjunto de factores físicos que pueden dar lugar a una lesión por la acción mecánica de alguna herramienta.

 

7) Riesgos Biológicos: Se producen por la exposición a microorganismos que pueden dar origen a una enfermedad, infección, alergia o toxicidad. No obstante, se pueden encontrar agentes causales pueden provocar una alteración en el organismo que los hospeda. Leer más.

 

8) Riesgos por Prácticas de Comportamientos: Son aquellas acciones voluntarias o involuntarias, realizadas por una persona que puede llevar a consecuencias nocivas. Son múltiples, y pueden ser biopsicosociales. A ello contribuyen diferentes características, como la edad, sensación de invulnerabilidad, la necesidad y alto grado de experimentación emergente, la susceptibilidad a influencia y presión de los pares con necesidad de conformidad intragrupal, la identificación con ideas opuestas a los padres y necesidad de trasgresión en el proceso de autonomía y reafirmación de la identidad, el déficit para postergar, planificar y considerar consecuencias futuras, y otros como la influencia de la testosterona en hombres, la asincronía de desarrollo tanto en mujeres (pubertad precoz y riesgos en sexualidad), como en hombres (retraso puberal y conductas para validación de pares). Leer más.

 

Referencias

Francisca, H. y Eldreth, V. (2010). Prevención de conductas de riesgo.
Hyde, J. y DeLamater, J. (2006). “Sexualidad Humana”. México: McGraw-Hill.
¿Te pareció interesante? Comparte y déjanos tus comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *