Patrimonio Cultural

En la Declaración de México, en la Conferencia Mundial sobre Políticas Culturales de la UNESCO en París (1982), se define de la siguiente manera:

El Patrimonio Cultural de un pueblo comprende las obras de sus artistas, arquitectos, músicos, escritores y sabios, así como las creaciones anónimas surgidas del alma popular y el conjunto de valores que dan sentido a la vida. Es decir, las obras materiales y no materiales que expresan la creatividad de ese pueblo: la lengua, los ritos, las creencias, los lugares y monumentos históricos, la literatura, las obras de arte y los archivos y bibliotecas.

Para el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (2016), el concepto de patrimonio cultural:

… es subjetivo y dinámico, no depende de los objetos o bienes sino de los valores que la sociedad en general les atribuyen en cada momento de la historia y que determinan qué bienes son los que hay que proteger y conservar para la posteridad.

Por otra parte, para Kroeber (1968):

El patrimonio cultural está compuesto por dos partes, la primera el patrimonio y la segunda la cultura, ambas se refieren a algo heredado, un legado, algo que se aprende o se obtiene del pasado de generaciones anteriores, sin embargo la cultura y el patrimonio se complementan en el aspecto de que la cultura se preocupa de cómo se obtienen dicha herencia, mientras que el patrimonio se enfoca a lo que esa herencia es. Ya sea tangible o intangible.

REFERENCIAS

Flores, Lisbeth. (Comp.) (2010). Conservación y Restauración de Documentos. Barquisimeto: UPTAEB.

UNESCO (2002). Memoria del Mundo: Directrices para la salvaguarda del Patrimonio Documental (Edición revisada 2002) / preparada por Ray Edmondson. París: UNESCO.

Publicado originalmente en DkX Network.

¿Te pareció interesante? Comparte y déjanos tus comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.