Campo visual

La página Medlineplus dice que se refiere al área total en la cual los objetos se pueden ver en la visión lateral (periférica), mientras usted enfoca los ojos en un punto central. Por otro lado, el Instituto de Microcirugía Ocular menciona que es el espacio que abarca la visión del ojo cuando está inmóvil mirando un punto fijo. En este sentido, el campo visual es aquella área espacial que constituye la percepción de un ojo mirando hacia delante sin necesidad de efectuar ningún movimiento.

 

No obstante, la amplitud del campo visual humano abarca más o menos 180 grados, y solo en una porción de esos grados se captan con nitidez las imágenes. Cabe mencionar que, el ojo humano tiene mayor resolución y nitidez en la zona central de la imagen hacia donde se mira, mientras que en la periferia del campo visual se ve con poca nitidez, sin embargo se puede percibir luce, siluetas pero sobre todo los movimientos.

 

Puesto que, los ojos se localizan en la parte anterior de la cabeza, los campos visuales se superponen considerablemente, es por esa razón que el ser humano tiene una visión binocular a causa de la extensa región en la cual los campos visuales de los dos ojos se superponen, el campo de visión binocular. El campo visual de cada ojo se divide en dos regiones: la mitad nasal o central y la mitad temporal o periférica.

En este sentido, en cada ojo los rayos de luz provenientes de un objeto situado en la mitad nasal del campo visual alcanzan la mitad temporal de la retina, y los rayos de luz provenientes de un objeto en la mitad temporal del campo visual alcanzan la mitad nasal de la retina. Por lo que, la información visual que se origina en la mitad derecha de cada campo visual converge en el sector izquierdo del cerebro, y la información visual que se origina en la mitad izquierda de cada campo visual converge en el sector derecho del cerebro, como se indica a continuación:

 

1. Los axones de todas las células ganglionares retinianas de un ojo salen del globo ocular a través del disco óptico (papila) y forman el nervio óptico de ese lado.

 

2. En el quiasma óptico, los axones originarios de la mitad temporal de cada retina no se entrecruzan y continúan directamente hacia el cuerpo geniculado lateral del tálamo homolateral.

 

3. Por otro lado, los axones originados en la mitad nasal de cada retina se entrecruzan en el quiasma óptico y se dirigen hacia el tálamo opuesto.

 

4. Cada tracto óptico está formado por axones cruzados y directos, que se proyectan desde el quiasma hacia el tálamo.

 

5. Los ramos colaterales de los axones de las células ganglionares retinianas se proyectan hacia el mesencéfalo, donde forman parte de los circuitos nerviosos que gobiernan la constricción de las pupilas en respuesta a la luz y la coordinación de los movimientos oculares con los de la cabeza. Los colaterales también se extienden hacia el núcleo supraquiasmático del hipotálamo, que establece los patrones del sueño y otras actividades que se producen con un ritmo circadiano o diario, en respuesta a los períodos de luz y oscuridad.

 

6. Los axones de las neuronas talámicas forman las radiaciones ópticas, a medida que se proyectan desde el tálamo hacia el área visual primaria en la corteza cerebral homolateral.

Para más información sobre el ojo visita Biopsicosalud.

 

Referencias

Instituto de Microcirugía Ocular (IMO). ¿Qué es el campo visual?.
Medlineplus. (s/f). Campo visual.
Tortora, G. y Derrickson, B. (2006). Principios de Anatomía y Fisiología 13ª Edición. México: Editorial Médica Panamericana, S.A. de C.V.
¿Te pareció interesante? Comparte y déjanos tus comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.