Fibras nerviosas

Según Tortora y Derrickson (2006) una fibra nerviosa es un término general con el que se designa cualquier proyección que emerge del cuerpo de una neurona. La mayoría de las neuronas tiene dos tipos de prolongaciones: las dendritas (múltiples) y el axón (único). Asimismo, Dª Pinacho (2013) dice que una fibra nerviosa está compuesta por una neurita (axón o dendrita) recubierta por su cubierta glial, formada por oligodendrocitos en el SNC o por células de Schwann en el SNP. No obstante, la página de Fleni (s/f) menciona que es la prolongación axónica de la neurona que tiene la propiedad de conducir o transmitir estímulos o sensaciones a través del impulso nervioso. En este sentido, una fibra nerviosa es aquella expansión del cuerpo celular (dendrita o axón) que puede estar recubierta o no, por una cubierta glial y es la encargada de transportar el impulso nervioso (potencial de acción).

 

Pinacho y la mayoría de autores clasifican las fibras nerviosas en:

 

*Amielínicas: En estas fibras, las neuritas aparecen envueltas individualmente o en pequeños grupos por prolongaciones laminares de las células gliales, oligodendrocitos o células de Schwann. En el SNP la porción de las células de Schwann que se enfrenta al tejido conjuntivo subyacente está recubierta por una membrana basal.

 

*Mielinizadas: estas fibras están constituidas por una neurita y una envoltura en espiral denominada vaina de mielina, la cual está formada en el SNC por los oligodendrocitos y en SNP por las células de Schwann. Cada célula de Schwann solo puede mielinizar una única neurita.

 

Por otro lado Tortora, menciona que los axones pueden ser clasificados en 3 grupos principales sobre la base del grado de mielinización, sus diámetros y sus velocidades de propagación:

 

*Las Fibras A: Son los axones de mayor diámetro (5-20 μm), que son mielínicos, tienen un corto período refractario absoluto y conducen los impulsos nerviosos (potenciales de acción) a velocidades de 12 a 130 m/s. Los axones de las neuronas sensitivas que propagan los impulsos relacionados con el tacto, la presión, la posición de las articulaciones y algunas sensaciones térmicas, como también los axones de las neuronas motoras que conducen impulsos hacia los músculos esqueléticos son fibras de tipo A.

 

*Las Fibras B: Son axones cuyos diámetros oscilan entre 2 y 3 μm. Como las fibras A, estas fribras también son mielínicas y presentan conducción saltatoria con velocidades hasta de 15 m/s. Además, tienen un período refractario absoluto algo más largo que las A, y conducen impulsos nerviosos sensitivos desde las vísceras hasta el encéfalo y la médula espinal. Asimismo, constituyen todos los axones de las neuronas motoras autonómicas que se extienden desde el encéfalo y la médula hasta las estaciones de relevo del SNA llamadas ganglios autónomos.

 

*Las Fibras C: Son las de diámetro más pequeño (0,5 a 1,5 μm) y todas carecen de vaina de mielina, la velocidad de propagación de los impulsos nerviosos a lo largo de una fibra C es de 0,5 a 2 m/s, por lo que, estas fibras presentan los períodos refractarios absolutos más largos. En este sentido, estos axones amielínicos conducen algunos impulsos sensitivos relacionados con el dolor, tacto, presión, calor y frío desde la piel, e impulsos dolorosos desde las vísceras. No obstante, las fibras motoras autónomas que se extienden desde los ganglios autónomos para estimular el corazón, el músculo liso y las glándulas son también fibras C. Entre los ejemplos de funciones motoras de las fibras B y C, encontramos la miosis y las midriasis pupilares, el aumento o disminución de la frecuencia cardíaca y la contracción o relajación de la vejiga.

 

Sin embargo, Fleni describe que las fibras nerviosas:
Se dividen en mielínicas y amielínicas, según estén o no rodeadas de una vaina de mielina; en fibras de los centros o periféricas, según su topografía; en aferentes o eferentes, según la dirección de conducción del impulso nervioso y su naturaleza sensitiva o motora; y en A, B o C, según su velocidad de conducción.
De este modo, puede haber diversas formas de clasificación de las fibras nerviosas.

 

Para más información sobre el sistema nervioso visita Biopsicosalud.

 

Referencias

Dª Pinacho, R. (2013). Organización del sistema nervioso de vertebrados.
Fleni. (s/f). Fibra Nerviosa.
Tortora, G. y Derrickson, B. (2006). Principios de Anatomía y Fisiología 13ª Edición. México: Editorial Médica Panamericana, S.A. de C.V.
¿Te pareció interesante? Comparte y déjanos tus comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.