¿Sabías que hay dos músculos que protegen al oído interno?

El músculo tensor del tímpano y el estapedio demoran una fracción de segundo en contraerse, por lo que consiguen proteger el oído interno de ruidos fuertes prolongados. Sin embargo, no logran protegerlo de los ruidos repentinos, como el disparo de un arma de fuego.

 

Para más información sobre el oído visita Biopsicosalud.

 

¿Te pareció interesante? Comparte y déjanos tus comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.