Variable afectiva que interviene en el aprendizaje

Se puede decir, que la variable afectiva es aquella que afecta al individuo emocionalmente, y viene principalmente de la familia, puesto que de allí es donde se desenvuelven los sentimientos afectuosos. No obstante, esta variable implica varios factores como lo son la motivación, las atribuciones, la autoestima, las creencias (morales y religiosas), los sentimientos y las emociones influyen o afectan el proceso cognitivo o de aprendizaje en el ser humano. Además juegan un papel muy importante en este proceso, puesto que determinan positiva o negativamente, en su desarrollo intelectual.

 

Cabe destacar que, la familia a pesar de ser un factor social, interviene dentro del campo afectivo; porque es dentro del contexto familiar donde se desarrollan más los sentimientos afectuosos. En este sentido, el entorno familiar es donde se le da la mayor plenitud de esta variable en cuanto al proceso de aprendizaje, puesto que, esto determinará la conducta del individuo en todos los ámbitos sociales en donde esté, esta inserto. Por otro lado, se conceptualizará de manera sintetizada los factores que influyen en esta variable:

 

1.- Motivación: Es el proceso que preceden y sirven de base a la acción. En Psicología, es el proceso de explicar las causas de la conducta que se manifiesta en los seres humanos. Además, la motivación se asocia a los estados internos del organismo, donde intervienen los factores conductuales que son de tipo biológico como lo son el hambre, la sed, la sexualidad, y otros; y los cognitivos como lo son las expectativas, valores, logros, competencia, entre otros. Por otra parte, la motivación son los estímulos que mueven a la persona a realizar determinadas acciones y persistir en ellas para su culminación.

 

2.- Atribución: Es el proceso cognitivo que sirve para explicar las causas de las diferentes acciones comportamentales o los efectos de las mismas. Además, es la búsqueda de razones por parte del individuo de sus éxitos y fracaso personales.

 

3.- Autoestima: Es la valoración interna de la persona que puede ser baja o alta, y que depende de los estados anímicos de la persona. También se puede decir que, es el sentimiento valorativo de nuestro ser, de nuestra manera de ser, de quienes somos nosotros, del conjunto de rasgos corporales, mentales y espirituales que configuran nuestra personalidad.

 

4.- Creencias: Es un modelo habitualmente basado en lo creado por la mente, idealizándose generalmente en la interpretación de un contenido cognoscitivo o de un hecho abstracto o concreto.

 

5.- Sentimientos: Son vinculaciones cerebrales que determinan el estado afectivo del ánimo de una persona, lo cual, es provocado por una emoción hacia una persona, animal, objeto o situación. Por consiguiente, los sentimientos derivan de las emociones y son más prolongados, por lo que, se trata de impulsos de la sensibilidad hacia aquello imaginado como positivo o negativo. En otras palabras, los sentimientos son emociones conceptualizadas que determinan el estado de ánimo.

 

6.- Emociones: Son aquellas reacciones psicofisiológicas instintivas u orgánicas que experimenta una persona al responder a ciertos estímulos externos, como cuando se percibe un objeto, persona, lugar, suceso o recuerdo importante. Cabe resaltar, que a diferencia de los sentimientos, las emociones son esporádicas y es el factor inicial para un sentimiento.

 

¿Qué otro factor consideras que se puede incluir en esta variable? ¿Te pareció interesante? Comparte y déjanos tus comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.