Deglución

NEURORHB, Servicio de Neurorrehabilitación de Hospitales Vithas la describe de la siguiente manera:
Es un proceso reflejo de inicio voluntario, que se desarrolla entre la boca y el estómago, en el que se coordinan el aparato respiratorio y digestivo y cuyas finalidades son la ingestión y la prevención de aspiración de la vía aérea.
Por otro lado, Tortora y Derrickson dicen los alimentos se movilizan desde la cavidad bucal hacia el estómago mediante el acto de tragar o deglutir. En relación a lo mencionado, la deglución es un proceso que consiste en el paso de alimento, líquido o alguna sustancia desde la cavidad bucal hacia el estómago, la cual, es facilitada por la secreción de saliva y moco. Asimismo, la acción de deglutir implica la intervención de diversos músculos que actúan de manera integrada e intervienen coordinadamente estructuras de distintos sistemas como el digestivo, el respiratorio y el neurológico. No obstante, las áreas anatómicas que participan en la deglución son: la cavidad oral (labios, dientes, paladar duro, paladar blando, mandíbula, suelo de la boca, lengua y los pilares del velo del paladar), la faringe, el esófago y la laringe que impide la entrada de alimento en la vía aérea durante la deglución. Cabe mencionar que, NEURORHB menciona 3 fases de este proceso:

 

1) Fase Oral: Se distinguen una fase preparatoria en la que se manipula el alimento para obtener la consistencia necesaria para la deglución y una fase expulsiva en la que el bolo alimenticio es empujado hacia a atrás.
a) Fase Preparatoria: Se llevan a cabo una serie de movimientos coordinados en la mandíbula y maxilar (que permiten la apertura de la boca), labios, lengua, mejillas y paladar blando (se desplaza hacia abajo y hacia delante en dirección a la base de la lengua impidiendo el paso prematuro del alimento a la faringe durante esta fase). Esta fase incluye la salivación, la masticación, el sellado labial (que evita la salida del alimento) y el trasporte oral.
b) Fase Expulsiva: El bolo es recogido por la lengua cuya parte media se eleva para presionar el bolo contra el paladar duro para desplazar el bolo hacia atrás. Esta fase finaliza cuando se dispara el reflejo deglutorio que en condiciones normales, su duración no sobrepasa un segundo o uno y medio.

 

2) Fase Faríngea: Se inicia cuando se desencadena el reflejo deglutorio y el paso del bolo por la faringe. Esta fase se puede desglosar en los siguientes pasos:
1. Cierre velofaríngeo. El velo del paladar se eleva para prevenir la entrada del alimento en la nariz.
2. Cierre laríngeo. La vía respiratoria es protegida al descender la epiglotis.
3. Elevación y desplazamiento anterior de la laringe para proteger la tráquea.
4. Peristaltismo faríngeo.
5. Relajación del esfínter esofágico superior para permitir que el bolo pase de la faringe al esófago.

 

3) Fase Esofágica: El bolo es conducido desde la faringe al estómago a través del esófago.

 

En relación a lo expuesto anteriormente, la deglución comienza cuando el bolo es forzado hacia la parte posterior de la cavidad bucal y la bucofaringe, mediante el movimiento de la lengua hacia arriba y hacia atrás contra el paladar; estas acciones constituyen la fase voluntaria u oral de la deglución. Con el paso del bolo a la bucofaringe comienza la fase faríngea involuntaria, donde el bolo estimula receptores de la bucofaringe, que envían impulsos al centro de la deglución del bulbo raquídeo y la protuberancia inferior, posteriormente, los impulsos que regresan hacen que el paladar blando y la úvula se muevan hacia arriba para cerrar la nasofaringe e impedir la entrada de los alimentos y el líquido en la cavidad nasal.

 

Por otro lado, la epiglotis cierra la comunicación con la laringe, lo que evita que el bolo ingrese en las vías respiratorias, por consecuencia, se desplaza a lo largo de la bucofaringe y la laringofaringe, y una vez que el esfínter esofágico superior se relaja, pasa hacia el esófago. Seguidamente, la fase esofágica de la deglución comienza cuando el bolo entra en el esófago. Además, durante esta fase, la peristalsis la progresión de contracciones y relajaciones coordinadas de las capas circular y longitudinal de la muscular, impulsa el bolo hacia delante (la peristalsis también se observa en otras estructuras tubulares, como otros segmentos del tubo digestivo y los uréteres, conductos biliares y trompas uterinas; en el esófago está controlada por el bulbo raquídeo). Asimismo, la porción superior del esófago, las fibras musculares circulares se contraen, estrechan la pared esofágica y fuerzan el bolo hacia el estómago.

 

Entre tanto, las fibras longitudinales inferiores al bolo también se contraen, acortan esta sección y empujan sus paredes hacia afuera para que pueda recibir el bolo; cabe señalar que, las contracciones se repiten en ondas que empujan el bolo hacia el estómago. En este sentido, a medida que éste se aproxima al extremo del esófago, el esfínter esofágico inferior se relaja y el bolo se mueve hacia el interior del estómago. Es de acotar que, el moco secretado por las glándulas esofágicas lo lubrica y reduce la fricción; y el paso de alimentos sólidos o semisólidos de la boca al estómago dura entre 4 y 8 segundos; los alimentos muy blandos o líquidos pasan en 1 segundo, aproximadamente.

 

Para más información sobre el sistema digestivo visita Biopsicosalud.

 

Referencias

Aguilera, L. y otros. (2006). La enciclopedia del estudiante: tomo I: Ciencias de la Vida. 1a ed. Buenos Aires: Ediciones Santillana S.A.
NEURORHB, Servicio de Neurorrehabilitación de Hospitales Vithas. (2012). Fases de la deglución: oral, faríngea y esofágica.
Tortora, G. y Derrickson, B. (2006). Principios de Anatomía y Fisiología 13ª Edición. México: Editorial Médica Panamericana, S.A. de C.V.
¿Te pareció interesante? Comparte y déjanos tus comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.