Transporte axónico

También es llamado transporte axonal, transporte axoplásmico o flujo axoplásmico, es un proceso celular responsable del movimiento de mitocondrias, lípidos, vesículas sinápticas, proteínas y otros orgánulos hacia y desde un cuerpo celular de neurona, a través del citoplasma de su axón llamado el axoplasma. Dado que algunos axones pueden tener hasta metros de largo, las neuronas no pueden depender de la difusión para llevar productos del núcleo y de los orgánulos al final de sus axones. Asimismo, como algunas de las sustancias que se sintetizan o reciclan en el cuerpo neuronal son necesarias en el axón o en los axones terminales, existen dos tipos de sistemas de transporte que conducen sustancias desde el cuerpo o soma de la célula hasta los axones terminales y desde éstos hacia el cuerpo celular, los cuales son:

 

a) Transporte Axónico Lento: Traslada estas sustancias aproximadamente a 1-5 mm por día; este sistema sólo transporta el axoplasma en una dirección: desde el cuerpo celular hacia los axones terminales; asimismo, este abastece de axoplasma nuevo a los axones que están en desarrollo o en regeneración y lo repone en los axones en crecimiento o en los ya maduros.

 

b) Transporte Axónico Rápido: Es capaz de conducir sustancias a una velocidad de 200 a 400 mm por día, utiliza proteínas que funcionan como “motores” para movilizarlas a lo largo de la superficie de los microtúbulos del citoesqueleto neuronal. En este sentido, este conduce materiales en ambas direcciones: desde el cuerpo celular y hacia él; en relación a lo mencionado, cuando ocurre en dirección anterógrada (hacia adelante) emplea como motor a la kinesina, va del soma hacia los axones terminales y generalmente transporta materiales de citoarquitectura, orgánulos, vesículas sinápticas y enzimas.

 

En cambio, aquel que se produce en dirección retrógrada (hacia atrás) emplea como motor la dineina, va de las terminaciones hacia el soma, lleva materiales de reciclaje, puesto que conduce las vesículas de la membrana y otros materiales celulares para que sean degradados o reciclados; y también lleva información sobre el estado del axón terminal y de las sinapsis. No obstante, las sustancias que entran en la neurona en los axones terminales también son conducidas hacia el cuerpo celular, por medio de transporte axónico rápido; estas sustancias incluyen productos químicos tróficos como el factor de crecimiento nervioso y agentes nocivos como la toxina tetánica y los virus que producen rabia, herpes simple y poliomielitis.

Referencias

Tortora, G. y Derrickson, B. (2006). Principios de Anatomía y Fisiología 13ª Edición. México: Editorial Médica Panamericana, S.A. de C.V.
Universidad de Salamanca. (s/f). El transporte en el axon.
Wikipedia La Enciclopedia Libe. (s/f). Transporte axoplásmico.
¿Te pareció interesante? Comparte y déjanos tus comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.