Jugo pancreático

Es un líquido transparente, incoloro, acuoso, de densidad entre 1.007 y 1.035, contiene 2 tipos de secreciones: la enzimática que es la causante de la hidrólisis de las sustancias nutritivas de los alimentos, mientras que la hidroelectrolítica actúa como vehículo de la enzimática y proporciona un medio alcalino, necesario para la actuación de las enzimas. Cabe señalar que, cada día el páncreas produce entre 1200 y 1500 mL de este jugo. No obstante, este es la secreción exocrina del páncreas, el cual es secretado por los acinos pancreáticos y vertido mediante el conducto pancreático en el colédoco y de ahí a la segunda porción del duodeno.

Composición

Está formado en su mayor parte por agua, algunas sales, bicarbonato de sodio y varias enzimas que son la amilasa pancreática, las proteasas (tripsina, la quimotripsina y la elastasa), la carboxipeptidasa, lipasa pancreática y nucleasas (ribonucleasa y la desoxirribonucleasa). Cabe mencionar que, el bicarbonato de sodio le da al jugo pancreático el pH alcalino que va 7,1-8,2. Por otro lado, entre los principales componentes inorgánicos se encuentran el sodio, potasio, cloruro, calcio, zinc, fósforo y sulfato.

 

Sin embargo, las enzimas que atacan las proteínas son producidas como precursores inactivos, para que así no digieran las células del propio páncreas. En este sentido, la tripsina se secreta en su forma inactiva como tripsinógeno. En este orden de ideas, cuando el tripsinógeno llega a la luz del intestino delgado, se encuentra con una enzima del ribete en cepillo activadora, la enterocinasa, que desdobla parte de la molécula de tripsinógeno para formar tripsina. A su vez, la tripsina actúa sobre los precursores inactivos (quimotripsinógenos, procarboxipeptidasa y proelastasa) para producir quimotripsina, carboxipeptidasa y elastasa, respectivamente.

 

Por otra parte, las células acinosas pancreáticas también secretan la proteína denominada inhibidor de la tripsina, que se combina con cualquier tripsina que se haya formado accidentalmente en el páncreas o en el jugo pancreático y bloquea su actividad.

Funciones

1) Frena la acción de la pepsina del estómago.
2) El pH alcalino amortigua el jugo gástrico ácido del quimo, y crea el pH adecuado para la acción de las enzimas digestivas en el intestino delgado.
3) Juega un papel importante en la digestión de los alimentos y son las enzimas que se encuentran en el jugo pancreático las que permiten al cuerpo descomponer los carbohidratos, proteínas, grasas y ácidos nucleicos. Por lo que, es necesario para convertir las grandes moléculas poliméricas presentes en los alimentos, en moléculas más pequeñas y sencillas para que puedan ser absorbidas en el intestino.

Referencias

Sastrea, J., Sabaterb, L. y Aparisic, L. (s/f). Fisiología de la secreción pancreática.
Tortora, G. y Derrickson, B. (2006). Principios de Anatomía y Fisiología 13ª Edición. México: Editorial Médica Panamericana, S.A. de C.V.
¿Te pareció interesante? Comparte y déjanos tus comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *