Desequilibrio del ecosistema

Muchas veces el ser humano altera el equilibrio de los ecosistemas para conseguir los recursos que necesitan (alimentarse o hacer su vivienda) o por deporte (la caza); y cuando esto ocurre, se pierde el equilibrio ecológico y se reducen las posibilidades de supervivencia de los seres vivos que habitan allí. Por tal motivo, es importante y necesario saber manejar los recursos naturales de manera racional y controlada, con el propósito de conservar el equilibrio de los ecosistemas del planeta; es por esto, que todos están llamados a proteger y cuidar su medio ambiente, para que los organismos puedan sobrevivir en su medio natural de manera adecuada. En este sentido, Agroecología (2019) menciona lo siguiente:
El desequilibrio ecológico viene dado por dos factores: una perturbación externa al medio (puede ser natural o creada por el ser humano), y debe superar la capacidad de regulación del ecosistema (esto depende de la adaptación que sus elementos tengan al agente externo). El desequilibrio ecológico es, entonces por tanto, la desregulación de los ciclos y redes de los ecosistemas, provocando así que cambien drásticamente y se destruyan.
Se puede decir, que el desequilibrio ecológico radica en la modificación total del ecosistema, el cual puede ser originado por Causas Naturales como por ejemplo: el cambio climático, el calentamiento global, “el oscurecimiento global”, entre otros; y Causas Artificiales o mejor dicho Causas Humanas, que se pueden dar por la tala de bosques, la contaminación ambiental, la caza indiscriminada, entre otros.

 

Para más información sobre los ecosistemas visita Biopsicosalud.

 

Referencia

¿Te pareció interesante? Comparte y déjanos tus comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.