Equilibrio del ecosistema

También es llamado equilibrio ecológico, es un estado dinámico entre los seres vivos y su medio ambiente, el cual funciona gracias a la continua regulación de los distintos mecanismos de interacción entre el factor biótico y abiótico. En relación a esto, Fernández (2019) dice:
El equilibrio ecológico o balance de la naturaleza supone una situación del ecosistema en la que la relación de interdependencia establecida entre los distintos elementos que componen el ambiente es óptima. Esta situación permite que tanto la existencia como el desarrollo y la transformación de todos los seres vivos de un mismo ecosistema sea posible.
Siguiendo con el orden de ideas, un ecosistema esta en equilibrio cuando:
  • Las situaciones ambientales están inalterables, lo que permite la interacción de los factores del ecosistema.
  • La cantidad de individuos de cada especie se mantiene bajo las fluctuaciones correspondientes a lo largo del tiempo.
  • No existen factores externos que perturben el equilibrio, como la contaminación, la tala de bosques, entre otros.
Por consiguiente, los ecosistemas están en equilibrio cuando los organismos que los componen tienen las mismas posibilidades de sobrevivir y desarrollarse; pero, cuando alguno de los factores que lo componen se modifica altera su equilibrio, puesto que impide la sobrevivencia de los factores bióticos.

 

Para más información sobre los ecosistemas visita Biopsicosalud.

 

Referencia

¿Te pareció interesante? Comparte y déjanos tus comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.